Lucha libre mexicana

Como si de figuras mitológicas se tratase, subir al cuadrilátero se ha convertido como subir por un momento al mismo Olimpo. Algunos están enmascarados otros más con el rostro descubierto pero todos exhiben con orgullo las cicatrices de mil batallas; son los protagonistas de la lucha libre mexicana, un deporte con más de 100 años de historia que ha permeado la cultura popular a tal grado que muchos fanáticos perciben a estos luchadores profesionales como verdaderos semidioses enfrentándose en una batalla entre el bien y el mal.

La popularidad de la lucha libre se ha extendido a países como Estados Unidos y Japón dónde también tiene miles de seguidores que asisten a cada función. Sin embargo, en México se ha convertido en un fenómeno social derivado de un deporte de culto.

El primer luchador que ocultó su identidad bajo una máscara fue presentado bajo el seudónimo de El Enmascarado en 1934. Fue así como la próxima generación de luchadores imitó los pasos del enmascarado dando lugar a nuevos personajes en el ring; aparecieron leyendas como El Santo, también llamado enmascarado de plata, y el Gran Demonio Azul.

La gira de estos dos luchadores se apoderó de la industria y la cultura de la lucha libre. Sus apariciones en las películas protagonizadas por superhéroes luchando contra monstruos, vampiros o científicos malignos por igual son memorables. También fueron inmortalizados en los cómics y el boom de la música surf fue el responsable de dar una banda sonora a la lucha libre en los años 60.

El estilo acrobático de este combate cuerpo a cuerpo permite la ejecución de espectaculares vuelos dentro y fuera del ring. Los combatientes usan las cuerdas anulares como resortes para catapultar contra sus oponentes, haciendo que los vuelos y las caídas sean impresionantes y peligrosas. En voz de los protagonistas, la esencia de la lucha está produciendo y recibiendo daño. Tienden a utilizar diferentes técnicas para someter y forzar la rendición del adversario, una de las más utilizadas es la famosa “llave”, que se practica ejerciendo presión sobre el cuerpo del oponente con la fuerza de brazos y piernas.

Como cualquier deporte profesional, la lucha libre está regulada por una organización internacional: Consejo Mundial de Lucha Libre, que cuenta con el mayor número de combatientes miembros del Gremio en todo el mundo.

La Máscara

Para un luchador, la máscara representa más que un elemento decorativo, se convierte en parte muy importante de su identidad, incluso si solo la usan para combatir en funciones o apariciones públicas. La máscara es la esencia del personaje que sube al ring.

Muchos luchadores llegan a considerarla como un amuleto o talismán que les da fuerza y ​​poder para hacer frente a sus rivales. Ese luchador que pierde su máscara al ser derrotado por su oponente sufre también una precipitada caída en la preferencia del público, ya que pierde también esa aura de misterio y poder que mantuvo en suspenso al público mediante el uso de la máscara. Esta es una de las razones principales por las que muchos luchadores terminan su carrera prematuramente.

La Arena México

El santuario de la lucha libre mexicana es la Arena México. Se encuentra cerca del Centro de la ciudad de Mexico. En esta arena se han presentado las figuras más renombradas en la historia del deporte, que dejaron su huella en la memoria de los aficionados a través de duelos épicos. Actualmente sigue siendo la Meca de los luchadores y el lugar preferido por el público para presenciar el espectáculo.

Técnicos vs rudos

Cuando comienzan su carrera, los combatientes deben tomar la decisión de pertenecer al bando de los “técnicos” o “rudos”.

Esta división es el generador de todas las pasiones entre los aficionados. El luchador técnico representa el bien y la adhesión a las reglas, mientras que la personalidad de los rudos  se caracteriza por una actitud transgresora que busca por todos los medios dañar al oponente. La naturaleza del luchador rudo es una constante y espantosa provocación para irritar al luchador técnico.

No te pierdas la oportunidad de asistir a una función de lucha libre mexicana, elige tu lado, estamos seguros de que se convertirá en uno de los momentos más memorables de tu viaje a México

0/5 (0 Reviews)